Back to top

Nota de aplicación

Se refiere al período artístico en Mesoamérica desde aproximadamente el año 600 d.C. al 900 d.C. Los estilos de las esculturas para este período varían de acuerdo a la región. En Tierra Blanca la alfarería y las vasijas de cerámica presentan escenas rituales en alto relieve realizadas en moldes. Las figuras de Nopiloa se confeccionaban normalmente en moldes y se cubrían posteriormente con una capa de color crema. En la mayoría de las regiones, la alfarería y las esculturas de arcilla, presentan sobre todo figuras femeninas de pie o sentadas con ornamentos en sus cabelleras, collares de cuentas y cintos de serpiente anudados, además de una cobertura crema sobre las vasijas, finamente pintadas con imaginería animal realista y figuras organizadas en pares o tríos. El arte lapidario de este periodo presenta tres formas asociadas con el sagrado juego de la pelota: el yuog, palma y hacha. En arquitectura el estilo exhibe estelas y estructuras de altar que presentan un frente largo con figuras zoomórficas en alto relieve, decorado con densos diseños. Los estilos de pintura de este período representan a seres humanos en contextos urbanos entre pirámides, tronos, escalas y mercados y presentan ricos colores en símbolos. Los murales de este período ofrecen escenas históricas expresivas, militares y rituales, además de decorar templos y bóvedas.

Referencias bibliográficas

  1. Miller, Mary Ellen, "El arte de Mesoamérica", Destino, 1996, p. 6

Ubicación jerarquía